Más de uno se ha preguntado qué era una “Ciguapa” cuando allá por la década de los noventa en las radios sonaba la pegajosa melodía del cantante Chichi Peralta: “Ay yo tengo una Ciguapa, Que me pone en la gozadera …Con su máquina de cadera…Ay Que me vuelve un muchachito … Poniéndome a bailar bonito…”, pero pocos saben quién es realmente este misterioso personaje.

La Ciguapa proviene de las leyendas costumbristas de República Dominicana, ellas son mujeres extrañas, salvajes que poseen poderes mágicos y viven en las montañas. Tal y como cuenta la historia tiene el cabello negro y lustroso, rasgos finos y ojos achinados.

Lo curioso de las ciguapas es que tienen los pies volteados, lo cual deja huellas en sentido contrario al que se dirigen. Ahora según las distintas versiones de los pobladores del lugar todos están de acuerdo que aunque hermosas son sumamente ariscas.

Cuenta la leyenda que el hombre que está con ella nunca la puede dejar, y si la deja le da un dolor tan grande de celo que ella muere de celo y el hombre también muere.

Definitivamente ‘La Ciguapa’ es una alegrísima canción que dedicó Chichi Peralta a este escalofriante personaje de su natal República Dominicana

Descargar nuestra App